Confiaron en su proceso

La gerencia de los Astros de Houston probablemente estuvo muy por delante del lema de Joel Embiid, la joven estrella de los 76ers en la NBA, cuando confió en un proceso de desmantelar su roster y reconstruirlo desde cero con el fin de producir un club que lograra competir por un título.

Pero fue Embiid quien encendió las redes sociales, escribiendo en su cuenta de Twitter, “Trust The Process” o “Confía en el Proceso”. En septiembre del 2016, un mes antes de arrancar la temporada 2016–17, la primera selección del NBA Draft, Ben Simmons sufrió una fractura en el pie, uniéndose a una extensa lista de sensaciones negativas que han rodeado a una de las franquicias que formaron parte de la fundación de la liga.

Quizás ningún otro equipo pueda relacionarse con lo que los 76ers han sufrido estos últimos años, perdiendo 28 consecutivos partidos entre las temporadas de 2014–15 y 2015–16 tras haber caído en una racha de 26 derrotas al hilo.

Con el día del domingo libre en medio de su gira por Texas — la noche del sábado derrotaron a los Mavericks en Dallas y el lunes se miden ante los Rockets en Houston — los Sixers se aprovecharon de sus buenos lazos con las Grandes Ligas y asistieron al Juego 5 de la Serie Mundial en Minute Maid Park entre los Dodgers y los Astros.

Una actividad colectiva como la experiencia que vivirán durante este partido del Clásico de Otoño podría ser otra cosa más que aporte su granito de arena para mejorar las fortunas de esta organización y regresarla a los playoffs por primera vez desde 2012.