Postemporada de celebraciones únicas

G

Hace ya algún tiempo se instauró un debate en el béisbol de las Grandes Ligas acerca de las celebraciones. No importa la situación de juego, sea un cuadrangular o un ponche en algún momento clave, existen jugadores más extrovertidos que otros y así lo expresan sobre el diamante.

Recordemos que este tema salió a la palestra más recientemente durante la postemporada de 2015 cuando el dominicano José Bautista, de los Azulejos de Toronto, conectó un cuadrangular de tres carreras ante los Rangers de Texas y lo celebró con un bat flip que dio la vuelta al mundo.

​El gran problema al respecto es que no todos están a favor de las celebraciones.

Pues, al parecer a las autoridades del Chase Field, en Arizona, no les gustaba ni un poquito que los fanáticos de los Dodgers de Los Ángeles y hasta los mismos jugadores, quisieran celebrar la clasificación de su equipo a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional la noche del lunes 9 de octubre de 2017, con un “piscinazo”. Y para evitarlo, rodearon el área con efectivos policiales…¡incluso montados a caballo!

No obstante, los campeones de la Serie Divisional de la Liga Nacional, con una barrida incluida de 3 juegos sobre los DiamondBacks de Arizona, se armaron su propia celebración a la manera que se ha venido haciendo usual en el béisbol de las Grandes Ligas: con una fiesta de champán. En un sitio exento de prohibiciones. Al menos, hasta ahora.