Prospecto se compromete con su novia en el diamante

Las ligas invernales de Latinoamérica por décadas han funcionado como lugares ideales donde prospectos de las ligas mayores trabajan en algunos aspectos de sus habilidades con fines de mejorar sus posiciones en los planes de sus conjuntos parientes de cara a la venidera campaña. Para algunos otros peloteros, siempre y cuando reciban permisos de sus clubes, pueden jugar en sus tierras natales ante una afición que a lo mejor no tienen los recursos para verlos en vivo en Grandes Ligas. Por mucho tiempo, las principales ligas invernales en países como México, Puerto Rico, Venezuela y República Dominicana, han abierto sus puertas a jugadores experimentados buscando ese próximo contrato que los coloquen a un paso de las Grandes Ligas o en algunas ocasiones, directamente en los rosters de la mejor liga de la pelota profesional, mientras que un sinnúmero aprovechan del interés en ligas competitivas situadas en Japón, Corea del Sur y México.

Luego de completar su quinta temporada en la granja de los Yankees, Raynel Espinal recientemente se unió a los Gigantes del Cibao en la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM).

El lanzador dominicano tuvo récord de 4–2 y una efectividad de 1.09 en 27 partidos en las categorías de Clase A y Doble-A. En 74 entradas y un tercio, logró ponchar 93 bateadores.

Antes del inicio del juego ante los Toros del Este el domingo en el Estadio Julián Javier, el dominicano de 26 años tuvo una idea espontánea: proponerle matrimonio a su novia, Kasandra Reyes.

Y por supuesto, el muchacho quisqueyano conectó un jonrón al recibir el sí.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.