Rareza de postemporada: Juego pospuesto

Al finalmente posponerse el 4to partido de la Serie Divisional de la Liga Nacional entre los Nacionales de Washington y los Cachorros de Chicago, a celebrarse en la casa de estos últimos, el Wrigley Field de la “Ciudad de los Vientos”, a causa de las fuertes lluvias, estamos asistiendo a un hecho poco común en la historia de las postemporadas, al menos desde la implantación del Comodín, ocurrida en 1995.

Solamente 16 partidos en esas instancias (17 si sumamos el de hoy) de la temporada en las Grandes Ligas de béisbol han tenido que ser reprogramados a causa de las inclemencias del tiempo.

El 2006 es el año que se lleva el primer lugar en este inusual listado, pues tres encuentros fueron suspendidos y tuvieron que completarse en la jornada siguiente. Y el enfrentamiento de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional entre los Mets de Nueva York y los Cardenales de San Luis se llevó el protagonismo con dos de esas tres suspensiones.

Tan raros son los aplazamientos en las postemporadas de las Mayores, que solo en tres años se han pospuesto dos partidos: 1996, 2009 y 2016. Casualmente, ese mismo número de suspensiones han ocurrido durante las Series Mundiales: 1996, 2008 y 2011. Y en una única ocasión, el juego se ha reanudado 2 jornadas después. Fue este el caso del encuentro #5 de la Serie Mundial de 2008, entre los Rays de Tampa Bay y los Filis de Filadelfia, a la postre campeones de esa temporada.

¿Lo más curioso de todo? Es la 1ra vez en este lapso de 22 años que los fanáticos del Wrigley Field tienen que irse a casa con deseos de disfrutar del buen béisbol de la postemporada.

Desde aquí les decimos: “Calma, muchachos, por mucho que llueva, siempre saldrá el Sol”.